Hoy os muestro este caso resuelto con cirugía mínimamente invasiva en donde la paciente presentaba una deformidad severa de todo el antepie.

Se trata de una paciente a la que ya le habían realizado una intervención previa mediante cirugía abierta en la que se utilizaron tornillos y grapas.

Tras esa cirugía seguían todos los dedos desviados y superpuestos, lo que impedía a la paciente calzarse con normalidad.

Tras estudiar el caso, resolvemos el problema mediante microincisiones y sin necesidad de quitar los tornillos y la grapa, con la ventaja que eso supone para la paciente en cuanto a su recuperación

 

Resultado

Además de su satisfacción con el resultado de la intervención, la paciente nos indica que ha tenido un postoperatorio significativamente mejor que el de la cirugía anterior.

Esto es gracias a haber utilizado cirugía mínimamente invasiva en la que, al reducirse la agresión a los tejidos, se consigue un postoperatorio mínimamente doloroso.

La paciente puede volver a calzarse y tener una actividad normal.

Observamos en las radiografías la reposición de los sesamoideos y como se ha abierto ese espacio articular en comparación con la radiografía prequirúrgica.

Antes y después

Toca la imagen para ver el antes y después.

AntesDespués
SAber Más sobre cirugía mínimamente invasiva del pie
CITA PREVIA

Pide cita previa con nosotros. Estamos deseando conocerte.

SOLICITA CITA PREVIA
CITA PREVIA

Contacta con nosotros.

SOLICITA CITA PREVIA